El Aborto

Sé que, quizás este devocional no mantendrá la linea de lo que están acostumbrados a leer en este blog, pero mi amor por el Señor y mi celo por su palabra me impide ser indiferente a lo que está ocurriendo a mi alrededor, y no puedo guardar silencio frente a las atrocidades que quieren legalizar. Más aún, no puedo guardar silencio cuando varios parlamentarios usaron el nombre de Cristo, y se adjudicaron el apoyo de la iglesia cristiana para aprobar el proyecto. Por lo tanto, ¿Qué dice la palabra de Dios con respecto al aborto?

Anuncios

¡Iglesia, levántate! (Parte 2)

Como pueden ver la "Ideología de género" destruye la identidad con la que fuimos creado, busca corromper la imagen y semejanza que tenemos de Dios y nos obliga a negar a la persona que Dios creo y a revelarnos en contra de nuestro creador, en vez de amar y aceptar la creación de Dios. Es importante entender que esta ideología es tan siniestra como el nazismo, y hoy necesitamos que cristianos valientes como la familia Ten Boom y muchos otros cristianos que conformaron la resistencia en contra de Hitler. Necesitamos hombres valientes como Martin Luther King que dio la lucha contra el racismo en Estados Unidos, o como William Wilberforce que lucho contra la esclavitud durante el siglo XVIII. Quisiera compartir la historia de un Rey, que a diferencia del rey Jotam, sí quitó los lugares altos de la tierra de Judá...

¡Iglesia, despierta! (Parte 1)

Existe una frase que dice: "El mal crece cuando nosotros no hacemos nada" ¿Cómo? Tal como sucede en el jardín de la casa. Si no lo riegas, no lo cuidas, no lo cortas; el pasto se seca, la maleza crece y nuestro jardín se ve horrible y estropeado. Todo el trabajo que hemos hecho en poco tiempo se daña, y el mal crece porque nosotros no hacemos nada al respecto (sino me crees, descuida tu jardín por un par de meses y ve que pasa, aunque en realidad, no te recomiendo a que lo hagas). Hoy, los cristianos vemos con preocupación la dirección que ha tomado nuestra sociedad. Estamos en una sociedad totalmente contraria a Dios, a sus principios y a sus leyes. Predicar lo que la Biblia dice resulta ofensivo, una verdadera agresión. Y en algunos países (como en Estados Unidos) ser fiel a la fe cristiana es motivo para perder los trabajos o incluso para caer en prisión. Pero, ¿Cómo hemos llegado a este punto? ¿Cuál ha sido la responsabilidad de la iglesia?

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑