Del Señor somos

Ya han pasado dos semanas desde la última vez que escribí. La semana anterior vivimos una situación difícil como familia. Mi cuñada, esposa de mi hermano mayor, enfermó repentinamente. (Si quieres saber con detalle lo que ocurrió, puedes leerlo en su blog aquí). Fueron horas sin saber qué estaba pasando, imaginando lo peor, ayudando a cuidar y contener a mis tres pequeños sobrinos. Sigue leyendo

Anuncios