El Aborto

 

Esta semana ha sido compleja a nivel nacional. El día jueves 17 de marzo, la Cámara de Diputados despachó el proyecto de Ley de Aborto bajo tres causales hacia el Senado. Este es un proyecto repleto de ambigüedades, que finalmente está abriendo la puerta al aborto libre. Tuve la posibilidad de estar presente en la Comisión de Hacienda, y en la Cámara de Diputados en donde terminó de debatirse el proyecto para ser aprobado. Escuché con gran detención cada uno de los argumentos, vi con mis propios ojos cómo mentían y manipulaban los argumentos para aprobar el proyecto, y también vi que, sin importar que los argumentos en contra del aborto eran contundentes, con estudios, encuestas y cifras que demostraban el daño que produce el aborto en la vida de una mujer y de su familia, simplemente despacharon el proyecto porque era parte de la agenda política de este gobierno, y tenían los votos para hacerlo.

Sé que quizás este devocional no mantendrá la línea de lo que están acostumbrados a leer en este blog, pero mi amor por el Señor y mi celo por su Palabra me impide ser indiferente a lo que está ocurriendo a mi alrededor, y no puedo guardar silencio frente a las atrocidades que quieren legalizar. Más aún, no puedo guardar silencio cuando varios parlamentarios usaron el nombre de Cristo, y se adjudicaron el apoyo de la Iglesia Cristiana para aprobar el proyecto.

Por lo tanto, ¿Qué dice la palabra de Dios con respecto al aborto?

Comencemos con un clásico de clásicos:

Seis cosas aborrece Jehová,
Y aun siete abomina su alma:

Los ojos altivos, la lengua mentirosa,
Las manos derramadoras de sangre inocente,

El corazón que maquina pensamientos inicuos,
Los pies presurosos para correr al mal,

El testigo falso que habla mentiras,
Y el que siembra discordia entre hermanos.

Proverbios 6:16-19 (La Biblia RV1960)

Claro como el agua, como dicen por ahí. Simplemente el Señor abomina el aborto, porque en él se derrama sangre inocente, y todo aquel que lo practique, como los doctores abortistas y todo cómplice, y aquellos parlamentarios que lo aprobaron y defendieron, son abominables ante los ojos de Dios. Y no hay excepciones para que el aborto deje de ser una abominación ante el Señor. ¿Por qué?

Porque tú formaste mis entrañas;

Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.

No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.

Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.

¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!
¡Cuán grande es la suma de ellos!

Salmo 139:13-17 (La Biblia, RV1960)

Porque cada uno de nosotros y cada bebé que viene en el vientre de una mamá con un embarazo vulnerable es una maravillosa creación de Dios. Es una creación única y formidable. Cada detalle de su cuerpo, de su personalidad, de su carácter son formadas detenidamente por el Señor, y todo lo que dejó escrito en su libro (la información genética) será hecho, tal como el Señor lo diseño. No importa bajo qué circunstancias nace el niño, o si es deseado o no, ni si vivirá 100 años o 2 horas, toda persona es una maravillosa creación de Dios y no hay hombre, ni mujer, que tenga el derecho de destruir Su creación.

Ésta es una verdad absoluta, que no está sujeta a la fe o creencia de las personas, como intentaban insinuar algunos diputados. Que Dios sea Señor y Creador de todas las cosas es tan real como la fuerza de gravedad -porque a la gravedad no le importa si crees o no en ella, ella te mantiene pegado a la tierra por medio de su fuerza-; del mismo modo, no importa cuántos creen en Dios, Él sigue siendo Creador y Señor de todo.

IMG_20160319_230916_000640

¿Por qué hay algunos que creen tener el derecho de abortar?

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

Génesis 3:1-5 (La Biblia RV1960)

Este es el inicio de la rebelión del ser humano. El ofrecimiento que la serpiente le hace a la mujer, y luego al hombre, es el mismo ofrecimiento que hoy, la ideología de género, el feminismo, y algunos políticos, les hacen a las mujeres. Hoy, el discurso es: “No morirás, tampoco sufrirás depresión ni trauma post aborto, sino que tendrás el derecho de elegir, sobre tu cuerpo, sobre tu vida y sobre el niño que está por nacer”. Por medio del aborto las personas están atribuyéndose un derecho que le pertenece solo a Dios, de decidir quién vive y quién muere; pero la rebelión del hombre hoy, es la misma rebelión del hombre en sus inicios: Su deseo de ser igual a Dios, de rebelarse en contra de Su voluntad, porque creen que nadie, ni siquiera el Creador y Señor de todo, puede imponerle qué hacer con su cuerpo y con su vida.

A este tipo de pensamiento es a lo que le llaman hoy Pro Elección o Pro Choice (en inglés): el derecho de elegir mi orientación sexual, elegir si soy hombre o mujer, e incluso elegir si el hijo que está en el vientre vive o muere. Pero, tal como ocurrió con Adán y Eva, el desear ser igual a Dios trae destrucción y muerte sobre nosotros y nuestra sociedad.

Es por eso que en países como Estados Unidos crece con fuerza el movimiento Pro vida en las nuevas generaciones, porque han visto la devastación que ha hecho el aborto en sus madres y en sus familias.

Un derecho que transgrede tres derechos

El derecho que hoy se le atribuye a la mujer de elegir abortar pasa como una verdadera aplanadora sobre otros tres derechos. Primero que todo, pasa por encima del derecho de Dios de dar vida a quién Él se la quiera dar, un derecho legítimo al ser Señor de todo. Luego, pasa por encima del derecho del niño a vivir, a ser protegido y cuidado, un derecho fundamental y universal que no puede ser transgredido bajo ninguna causal. Y tercero, el derecho de los hombres de ser padres y de cuidar a sus hijos. Sí, porque a los Pro aborto se les ha olvidado que los hombres también tienen un derecho y un deber de cuidar y proteger a sus hijos. Así lo diseñó Dios y lo dejó implícito en cada una de sus genealogías.

 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.

Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram.

Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón.

Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí.

Mateo 1:1-5 (La Biblia, RV1960)

Porque es cierto que los hombres nunca darán a luz, pero ellos sí engendran hijos e hijas. Por lo tanto los padres tienen derechos y deberes sobre los niños desde el momento de gestación y no solo una vez que ellos nacen, como esta nueva ideología quiere hacer parecer.

Dios puso a la cabeza de la familia al hombre, no para que ejerzan su dominación masculina, como lo plantean las feministas, sino para hacerse cargo de ella, cuidarla y protegerla; tanto a la esposa, como a sus hijos, dentro y fuera del vientre, de la misma manera como Cristo cuida y protege a su iglesia.

Según Cristo

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida;

Juan 14:6 (La Biblia, RV1960)

 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Juan 10:10 (La Biblia, RV1960)

Cristo es la vida, y Él murió y resucitó para darnos vida a nosotros. ¿Cómo podríamos los cristianos estar a favor del aborto? Un cristiano verdadero, que ama al Señor y que conoce su Palabra no puede estar en favor del asesinato de un bebe no nacido, inocente y amado por Dios. Iríamos en contra de la esencia misma de nuestro Señor Jesucristo y actuaríamos en contra de su propia obra. Es por eso que aquellos diputados que se declararon cristianos pero que votaron a favor del aborto no son más que engañadores, que han deshonrado el nombre de Cristo, y que están obrando en favor de aquél que ha venido para hurtar, matar y destruir.

Finalmente, el Señor Pepe Auth dijo que votaba en favor del aborto para apoyar a esas mujeres en situación vulnerable, de la misma manera en que la Iglesia las acoge. Pero no nos confundamos; una cosa es acoger a mujeres que han abortado, que vienen al Señor profundamente dañadas, llenas de culpa y amargura, a ellas les mostraremos el amor de Cristo y las ayudaremos para que por medio del arrepentimiento, del perdón y de la obra del Espíritu Santo reciban la sanidad de su corazón; y otra cosa muy distinta es que propiciemos e incentivemos el aborto para que muchos niños mueran por esta causa, como hoy lo quiere hacer nuestro Gobierno. ¡A eso nos opondremos firmemente!

 

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

Un comentario sobre “El Aborto

Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en Educando en Libertady comentado:
    Ésta es una verdad absoluta, que no está sujeta a la fe o creencia de las personas, como intentaban insinuar algunos diputados. Que Dios sea Señor y Creador de todas las cosas es tan real como la fuerza de gravedad -porque a la gravedad no le importa si crees o no en ella, ella te mantiene pegado a la tierra por medio de su fuerza-; del mismo modo, no importa cuántos creen en Dios, Él sigue siendo Creador y Señor de todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: